Insultos / agresiones de clientes


¿Qué comporta que esto suceda?

La violencia recibida del público en general, constituye un accidente de trabajo y la obligación del empresario es eliminar el riesgo laboral y sino evaluarlo.

No es excusa decir que no es culpa suya cuando está directamente relacionada con la actividad, incluidos los posibles actos de terrorismo.